Los secretos del Malbec argentino

Arte

El fotógrafo Carlos Goldin reflexiona sobre la cepa bandera nacional y lo hace no solo desde una perspectiva visual, sino incorporando el resto de los sentidos: sabores, aromas, gusto y tacto, tan imprescindibles para disfrutar a pleno la fascinación que provoca un racimo de uva. El libro está disponible gratuitamente en formato PDF.

En un libro de más de 100 páginas disponible gratuitamente en formato PDF, el fotógrafo recorre viñedos, bodegas, instalaciones y registra todo el proceso agricolo e industrial que está detrás de una botella de vino.

Como fotógrafo profesional y entusiasta del vino argentino -del Malbec en particular-, siempre rondó en mi cabeza la idea de develar con imágenes los secretos que guarda la elaboración del varietal argentino por excelencia y, al mismo tiempo, mostrar los paisajes donde se cultiva y elaboran los vinos de nuestro país.

Muchos son los entusiastas y amantes de los sabores y aromas de nuestros Malbec, aquí y en el extranjero. Sin embargo, pocos saben qué procesos, qué trabajos, qué tecnología, qué personajes se esconden en botellas y copas. Tampoco es bien conocido qué naturaleza y qué destinos hacen falta recorrer para acceder a las bodegas. A través de mis imágenes intento mostrarle al cultor del buen beber, y al turista en general, qué transformaciones sufre la uva, desde que nace hasta que se convierte en el apreciado brebaje que tantos disfrutan. También me interesa mostrar los hermosos paisajes y regiones vitivinícolas de Argentina – Carlos Goldin.

Como afirma Laura Catena, actual directora general de Bodega Catena Zapata y fundadora del Catena Institute of Wine, en el prologo al libro Secretos del Malbec argentino de Carlos Goldin (2004), la mejor descripción de esta cepa que hizo un extranjero, fue aquella que ella misma escucho por el proprietario de un pub inglés cuando visitó Argentina: «El Malbec es un vinazo de aquellos -bloody good wine- y no se necesitan comparaciones».

El fotógrafo cuenta más anecdotas acerca de su experiencia en medio de los viñedos argentinos:

Recorrer las zonas vinícolas, visitar decenas de bodegas, pasear entre las viñas y extasiarse con el inigualable aroma de la uva en flor son algunas de las tareas y los placeres que implica la búsqueda de las mejores imágenes sobre el tema. Además, la mejor manera de aprender es degustar cada cepaje entre cosecheros, técnicos, y dueños de bodegas. Ellos y los prestigiosos enólogos del país me van develando paulatinamente todos los secretos de sus fascinantes tareas. Cada botella contiene una trama compleja de elementos. En su elaboración intervienen la naturaleza, la historia, el conocimiento, la experiencia, la tecnología, el comercio y la creatividad del hombre.

Todas esas actividades y materias resultan particularmente interesantes de ilustrar mediante fotografías. Éstas, además de ser atractivas y estéticamente agradables, deben cumplir con un requisito fundamental: ser didácticas. No está de más acompañar las fotos con información técnica y descriptiva de cada lugar y proceso con el fin de complementar la producción visual con datos que aporten mayor conocimiento al público interesado. Unir mi actividad profesional de fotógrafo con mi pasión por el Malbec argentino es una de mis grandes satisfacciones. Al fin y al cabo, la fotografía de vinos es una excelente herramienta de marketing y un trabajo en equipo que ayuda a destacar las cualidades de un cepaje y el laburo de los hombres.

Actualmente el libro Los secretos del Malbec argentino está disponible en formato PDF – DESCARGAR