Un gran Cabernet Sauvignon de Antonio Mas

Bodegas

Núcleo Cabernet Sauvignon 2014 está elaborado con uvas provenientes del corazón del Valle de Uco, a 1000 msnm del mar.

Al Cabernet Sauvignon se lo reconoce como “el rey de las cepas tintas”. Se trata de la variedad emblemática de Burdeos, donde se la utiliza principalmente para crear vinos de corte en combinación con Cabernet Franc y Merlot.

Antonio Mas, que además de ser enólogo es ingeniero agrónomo, lo cultiva desde hace años en el Valle de Uco y es, también, un gran estudioso de esta cepa. Junto al INTA y la Universidad Maza, realizó una serie de investigaciones a fin de descubrir la influencia que puede tener sobre sus aromas y sabores el crecer rodeada de hierbas como rosales, jarilla, albahaca morada, yanten y mostacilla. Los resultados fueron asombrosos. «Sin perder su impronta varietal, el Cabernet Sauvignon mostró matices que abren novedosos caminos de investigación», asegura Antonio.

La uva Cabernet Sauvignon se destaca por su capacidad de adaptación a diferentes climas, de ahí que se coseche en los principales países productores de vino; «recorrió un largo camino por casi todos los confines del mundo donde se cultiva la vid» – completa el enólogo.

Nació de un cruzamiento natural entre una variedad tinta Cabernet Franc, y una blanca Sauvignon Blanc. Según explica Antonio, «hoy con la exploración de nuevos terruños y la aplicación de novedosas técnicas vitivinícolas empezó a recorrer un nuevo camino en Argentina».

Esta variedad se distingue por aportar elegancia, complejidad y potencial de guarda, «cuando está correctamente cultivada y vinificada es un placer atesorar algunas botellas para ocasiones especiales». Quizás lo más difícil sea moderar su vigorosidad, «hacerlo no es sencillo, pero siempre hay que buscar equilibrio en el vigor», concluye.

Antonio Mas Núcleo Cabernet Sauvignon 2014 proveniente del cuartel número 6 de la finca ubicada en la micro-región de La Arboleda, localizada en Tupungato, pleno corazón del Valle de Uco. Que se ubica en una ladera por la que las pendientes y las diferencias entre las partes bajas y altas del viñedo permiten una diversidad estilística sumamente interesante.

Se trata de un ejemplar que combina la robustez natural de la cepa con la elegancia que le otorga su origen. De nariz intensa, frutada y con los típicos toques a pimientos de la variedad, ofrece un logrado equilibrio gracias a su cuidadosa crianza en madera.

Además, ofrece un buen potencial de guarda, por lo que puede beberse hoy o disfrutarse en tres o cuatro años.

Esta etiqueta obtuvo importantes reconocimientos internacionales, entre los que se destacan 91 puntos del prestigioso Tim Atkin MW y los 90 puntos de la publicación Descorchados del periodista Patricio Tapia.

La línea Núcleo se completa con otras variedades como Malbec, Chardonnay y un Blend (50 % Cabernet Sauvignon y 50 % Malbec).

Se consigue en vinotecas a un precio sugerido de $429.